El dengue y el dengue hemorrágico (DH) son enfermedades febriles agudas, transmisibles.
      El dengue es causado por cuatro virus (DEN-1, DEN-2, DEN-3 ó DEN-4) estrechamente relacionados con los
serotipos del género Flavivirus, de la familia Flaviviridae.[1]
¿Quiénes pueden enfermar de dengue?

Toda persona que es picada por un mosquito infectado puede desarrollar la enfermedad, que posiblemente es peor en los niños que en los adultos. La infección genera inmunidad de larga duración contra el serotipo específico del virus. No protege contra otros serotipos y posteriormente puede exacerbar el dengue hemorrágico.

Modos de transmisión
Se transmite mediante la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti o transfusión de sangre infectada.

Síntomas
Se caracteriza por fiebre y dolor intenso en las articulaciones y músculos, inflamación de los ganglios linfáticos y erupción ocasional de la piel.Esta enfermedad infecciosa se manifiesta por
·   un inicio repentino de fiebre —que puede durar de 3 a 5 días, aunque rara vez persiste por más de una semana—,
·   dolores de cabeza (migraña),
·   dolores musculares (mialgia)
·   dolores en las articulaciones (artralgia), por eso se le ha llamado «fiebre rompehuesos» y erupciones en la piel, de color rojo brillante, llamada petequia, que suele aparecer en las extremidades inferiores y el tórax de los pacientes, desde donde se extiende para abarcar la mayor parte del cuerpo.
·  gastritis con una combinación de dolor abdominal.
·  estreñimiento
·  complicaciones renales
·  complicaciones hepáticas
·  edema de bazo,
·  náuseas
·  náuseas con sensación de sabor amargo
·  percepción distorsionada del sabor de los alimentos,
·  vómitos
·  diarrea
·  sangrado de nariz.
·  sangrado de encías.

 Medidas preventivas

- Educación de la población respecto a medidas personales tales como destrucción de los criaderos.
- Utilizar protección contra la picadura de mosquitos de actividad diurna, incluso el empleo de mosquiteros, ropas protectoras y repelentes
.
- Encuestas en la localidad para precisar la población de mosquitos vectores, identificar sus criaderos  y fomentar y poner en práctica programas para su eliminación.
- Evitar las llantas con agua, los tanques, floreros de cementerio ya que son los hábitats más comunes de los mosquitos del dengue.
- Para los tanques se recomienda agregar pequeñas cantidades de cloro sobre el nivel del agua.
- Otra solución es poner peces guppy
(Poecilia reticulata) en el agua, que se comerán las larvas.

Tratamiento
     No hay un medicamento específico para tratar la infección del dengue. La base del tratamiento para esta enfermedad es la terapia de apoyo.
     El aumento de la ingesta de líquidos orales se recomienda para prevenir la
deshidratación. Para aliviar el dolor y la fiebre es muy importante evitar la aspirina y los fármacos antiinflamatorios no esteroides, ya que estos medicamentos pueden agravar la hemorragia asociada con algunas de estas infecciones, por sus efectos anticoagulantes, en su lugar los pacientes deben tomar paracetamol (acetaminofén), aunque éste es sólo un paliativo.
    Existen evidencias de que los pacientes con síntomas febriles que presuman el dengue no deben ser expuestos a cambios de temperatura por contacto (agua u otros), porque se determinó que el efecto exacerba los signos de la enfermedad, poniendo en duda la aplicación de medios físicos en estos casos.
   La suplementación con líquidos intravenosos puede llegar a ser necesaria para prevenir la deshidratación y la importante concentración de la sangre si el paciente es incapaz de mantener la ingesta oral. Una transfusión de plaquetas está indicada en casos raros, si el nivel de plaquetas disminuye significativamente (por debajo de 20.000) o si hay hemorragia significativa.
   La presencia de melena puede indicar hemorragia digestiva interna, que requiere de plaquetas y/o de la transfusión de glóbulos rojos. Nuevas pruebas sugieren que el ácido micofenólico y la ribavirina inhiben la replicación del virus.

 

Joomla Template: from JoomlaShack